Venceré, al final venceré

Venceré, al final venceré. Así dice la canción Nessun Dorma, una de las principales arias o partes de la ópera Turandot, compuesta por el italiano Giacomo Puccini, uno de los grandes maestros de la ópera, nacido en Lucca en 1858 y muerto en Bruselas en 1924.

El tema de la obra – entiéndase la ópera – es la historia de la cruel Turandot, princesa de la antigua China quien condenaba a sus amantes a muerte si no le respondían tres acertijos, preparados a tal fin. ¡Qué mujeres hay, vale!

Nadie duerma nadie durmió

Todo esto fue hasta la llegada desde muy remotas tierras, de Calaf, un príncipe desconocido, quien le voltea los papeles a la cruel princesa pidiéndole adivinase su propio nombre. En cólera extrema por tal pretensión, pero también porque le gustaba el forastero, ordena que “nadie duerma” – o sea, Nessun Dorma – en la ciudad, hasta dar con el nombre del atrevido joven. Ordena además, pena de muerte para todo aquel que sabiendo tal nombre no lo dijese…

Nadie durmió en la vieja ciudad de Pekín, donde se desarrolla el drama. Pero tampoco nadie dijo el nombre del desconocido. Al alba, al amanecer, al final del lance amoroso, la princesa hubo de darse por vencida, al acceder al beso del príncipe; pero éste también ha sucumbido a la cruel muchacha. ¡Qué hombres hay, vale! Y con el beso revela su nombre. Por ello dice el aria, la canción: “…al alba venceré…”

Las tinieblas de un corazón

Yendo un poco más allá, se trata en realidad de vencer – con el amanecer, con el alba – a las tinieblas de la noche yacentes en el frío y oscuro corazón de semejante princesa, encerrada en un asunto verdaderamente patológico: su muy negra y bizarra venganza. La cobraba sobre inocentes, negándose ella amar a alguien, disfrazándolo todo bajo un absurdo trío de adivinanzas.

Una de las mejores versiones del aria Nessun Dorma, tal vez una de las arias más cantadas en el mundo, es la del gigante de la lírica, el portentoso Luciano Pavarotti, (1935-2007) de voz potente, cautivante, paralizante y angustiante.

Es la versión que Salkedus presenta a sus atentos oídos. Al clic en:

https://www.youtube.com/watch?v=gQTIrebbJVY

Deja un comentario