El amor en los tiempos del virus…

Podríamos hablar del amor en los tiempos del virus,  aludiendo así a la novela El amor en los tiempos del cólera, del novelista colombiano Gabriel García Márquez. La trama se pierde por los recovecos del llamado Realismo Mágico, forma de expresión literaria propia de algunos escritores en América Latina, especialmente de éste, a quien se considera su creador. Ver:  https://redhistoria.com/que-es-el-realismo-magico-definicion-caracteristicas-y-autores-destacados/

El estilo presenta lo insólito en lo común; o lo común dentro de lo inaudito, sobre todo en estas tierras americanas tropicales, donde lo sorprendente e inverosímil ocurre diariamente entre nosotros, inclusive sin sorprendernos ya.

Una democracia sin elecciones o unos guerrilleros en funciones de policía, por ejemplo, pueden ser posibilidades reales o cotidianas en países de este subcontinente. Son tan insólitas que ni el Realismo Mágico de ningún novelista pudo imaginar.

Las mejores líneas de Realismo Mágico están sin duda en la novela Cien Años de Soledad, del autor citado. Pero también un Realismo Mágico puro merced a un raro amor tórrido y fogoso después de cincuenta años de desearse y nunca tenerse, podemos disfrutarlo desde su novela El Amor en los Tiempos del Cólera, a la cual nos referimos ahora.

Cincuenta años muriendo de amor…

La historia presentada ahora en este blog, véase: ¿Qué es Salkedus? transcurre en medio de una epidemia de cólera azotando a la población; y en medio de un viaje a lo largo del río Magdalena, en Colombia, el cual termina junto con la historia narrada.

Los protagonistas de la novela, Fermina Daza y Florentino Ariza viven enamorados durante cincuenta años, apenas viéndose de lejos, deseándose, escribiéndose y muriendo de amor bajo el calor y las tardes sofocantes que solamente Gabo puede describir.

Pero se casó con otro

Ella se casa con otro, un tal Juvenal Urbino, sin que Florentino Ariza pudiera evitarlo. Hasta el momento del encuentro final; o único, éste, solo se había acostado con putas, pero podía decirse que a sus setenta y seis años, llegaba «virgen» a las manos de su muy vieja amada, viviendo entonces un episodio tan insólitamente mágico como éste, imagínense.

Tan mágica e insólita esta historia, fue llevada al cine en un excelente logro; y con el tema musical a cargo de la cautivante Shakira. Ver: https://salkedus.com/hay-amores-amores-de-shakira/

Es la hora de vivir en el Realismo Mágico:

“En todo caso, sus mocedades en el hotel de paso no se redujeron a la lectura y la redacción de cartas febriles, sino que lo iniciaron en los secretos del amor sin amor. La vida de la casa empezaba después del mediodía, cuando sus amigas las pájaras se levantaban como sus madres las parieron, de modo que cuando Florentino Ariza llegaba del empleo se encontraba con un palacio poblado de ninfas en cueros, que comentaban a gritos los secretos de la ciudad, conocidos por las infidencias de los propios protagonistas. Muchas exhibían en sus desnudeces las huellas del pasado: cicatrices de puñaladas en el vientre, estrellas de balazos, surcos de cuchilladas de amor, costuras de cesáreas de carniceros. (Pto. y aparte nuestro)

Algunas se hacían llevar durante el día a sus hijos menores, frutos infortunados de despechos o descuidos juveniles, y les quitaban las ropas tan pronto como entraban para que no se sintieran distintos en el paraíso de la desnudez. Cada una cocinaba lo suyo, y nadie comía mejor que Florentino Ariza cuando lo invitaban, porque escogía lo mejor de cada una. (Pto. y aparte nuestro)

Era una fiesta diaria que duraba hasta el atardecer, cuando las desnudas desfilaban cantando hacia los baños, se pedían prestado el jabón, el cepillo de dientes, las tijeras, se cortaban el pelo unas a otras, se vestían con las ropas cambiadas, se pintorreteaban como payasas lúgubres, y salían a cazar sus primeras presas de la noche. A partir de entonc es, la vida de la casa se volvía impersonal, deshumanizada, y era imposible compartirla sin pagar.”

 

Deja un comentario